Whatever Happened, Happened

Sesión 04

Registrada por Nacho

Luego de estar a punto de caer en más de una ocasión, y con una constante lluvia de flechas proveniente de su destino, uno a uno por fin llegan a la torre flotante. Una vez cuerpo a cuerpo, despachan rápidamente a los dos arqueros dragonborn.

Después de una rápida revisión de los cuatro pisos de la torre, consiguen lo siguiente: en la biblioteca del segundo piso: varios tomos que tratan de la naturaleza de la magia, dos de los cuales tienen un ritual cada uno: secret chest y sending (Casstien los reclama). En el escritorio del mismo piso, localizan tintas de colores, plumas de calidad, papel costoso, y una patente de nobleza escrita en dracónico. Gwenn la lee y comunica a sus compañeros que comienza con el nombre Vrak Tiburcaex (Infanta Nacida de la Espada), detalla varias generaciones, y termina con el nombre Bejik Vuthaner (Salvador de la Lanza Negra). Luego de abrir un cofre con arcane lock, encuentran cuatro pociones de curación (cinco integrantes, cuatro pociones, una para cada uno excepto Gween que estaba distraída leyendo la patente de nobleza), una pieza de “tiza eterna” blanca (que los demás gentilmente le ceden a la carente de pociones Gween), varios libros de historia heráldica escritos en dracónico, y otra patente de nobleza, más antigua (todo para Gwenn). Ambas patentes describen la misma genealogía, pero la segunda no incluye el apellido Vuthaner. Vrak Tiburcaex es nombrada varias veces en los libros de historia heráldica como una guerrera de gran valor, que partió a cumplir una misión al continente de Khorvaire, el apellido Vuthaner no aparece en los libros. Al comparar ambas patentes, rápidamente llegan a la conclusión de que la que estaba en el cofre es real, mientras que la que estaba en el escritorio es una hábil falsificación. Casstien decide conservar ambas por si se cruzan nuevamente con el fantasma de la noble guerrera. En uno de los baúles de los que están al pie de las camas del tercer piso encuentran una daga antigua (250 gp), Dhenethir la compara con su propia daga y no encuentra similitudes. Casstien rápidamente la solicita y desaparece entre sus ropajes luego de ser admirada. En otro de los cofres consiguen un tónico de antídoto contra venenos (si mal no recuerdo lo conservó Lyon).

Discuten si deben descansar y recuperarse de los combates recién disputados, o si deben seguir rápidamente. Considerando que el fantasma de Vrak se desvaneció antes de ser vencida, deciden continuar para evitar que los enemigos se organicen y les sea más difícil vencerlos. Desde las ventas de la torre flotante logran divisar un área que parece haber sido excavada recientemente y que tiene varios rastros de huellas que entran y salen, y suponen acertadamente que sus enemigos deben estar allí. Bajan utilizando las cuerdas que les sirvieron para subir, y se dirigen a lo que resulta ser una entrada cubierta con una loza de mármol. Luego de discutir entre los representantes del género masculino quien moverá la loza, finalmente Gween decide tomar la iniciativa y la quita sin mucho esfuerzo, descubriendo un pasaje vertical de 30 pies de longitud con agarraderas para sujetarse, finalizando en un terreno nivelado.

El primero en descender y entrar al túnel es Casstien, quien al pisar firmemente la entrada del túnel siente ceder el suelo bajo sus descalzos pies y se ve envuelto en una nube verde que lo inmoviliza y le causa un daño ligero, impidiendo a su vez la visión al interior del túnel y alertando de su llegada a los enemigos. Todos deben pasar por la nube para llegar al otro lado, afortunadamente para todos menos Casstien la nube no causa inmovilidad, aunque sí el ligero daño. Ante todos se presenta un antiguo patio, sepultado bajo un techo de escombros precariamente detenidos por dos torres caídas. La destruida arquitectura mantiene en frágil equilibrio el fuerte peso de las ruinas, evitando una avalancha. Linternas titilan en el área, iluminando estatuas rotas en el terreno. La base de la torre opuesta a la que los aventureros ocupan está cerrada por unas puertas de madera que lucen recientemente reparadas. Apenas entran escuchan una voz profunda que les dice: “Bienvenidos mis niños perdidos. Han elegido el momento perfecto para visitar mis dominios. Los espíritus de estas ruinas han cedido su fuerza fantasmal a mi causa. Por supuesto, no pueden verlos más de lo que no pueden verme a mí. Obviamente mis sirvientes ya los tienen rodeados, pero no teman, la oscuridad de Zehir pronto caerá sobre ustedes”.

Inmediatamente todas las fuentes de luz se extinguen, y comienzan a recibir ataques. Rápidamente deducen que esta oscuridad tiene causas mágicas, pero que si se intentan encender nuevas fuentes de luz posiblemente no se vean afectadas. Efectivamente así ocurre, y cuando encienden nuevas fuentes de luz observan que son atacados por un dragonborn similarmente ataviado a los que ya se habían enfrentado en la emboscada de arriba, les llueven flechas desde el segundo nivel, de la nada aparece un pseudodragon, y para completar regresa el fantasma de Vrak Tiburcaex. Lyon gentilmente les informa a todos que Casstien lleva las pruebas del engaño de Bejik, pero antes de que alguien pueda hacer algo para evitar que Vrak revise las pruebas, la dragonborn se moviliza ágilmente y prácticamente se las arrebata el sorcerer de las manos. El combate sigue unos instantes mientras la espectro confirma sus previas sospechas, y al final deja escapar un grito espectral y desaparece en el frágil techo.

Golpes van y golpes vienen de bando y bando, hasta que repentinamente escuchan fuertes ruidos provenientes de los escombros que forman el techo precariamente equilibrado. Pocos segundos después, comienza a desmoronarse sobre todos. Bejik entra al fondo de la sala, para luego salir rápidamente sobre un warwing drake que tenía preparado para una eventual huida.

De nada sirve el intento, ya que los aventureros acaban con él al poco tiempo de salir de la trampa mortal en que se convirtieron esta parte de las ruinas. De la revisión de sus restos mortales obtienen:
  • Una antigua carta sellada que parece provenir de las ruinas mismas.
  • Un medallón con el símbolo de Khyber idéntico al que llevan las sillas de los drakes. Luego de una revisión exhaustiva encuentran otro símbolo oculto bajo el previamente observado.

Cae el falso medall n

  • Una +1 poisoned greatspear.
  • Wildrunner boots.
  • Una Potion of Healing.
  • Un libro de rituales escrito en dracónico, que incluye los rituales arcane lock, brew potion, magic circle, listas de artefactos dragonborn y sus precios de venta, y un antiguo ritual llamado mindshape warwing drake. A primera vista no es posible asegurar que este ritual esté completo, aunque tiene notas extensas en los márgenes, posiblemente realizadas por Bejik.

Ir al Main Page

Comments

Nacho

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.